Providencia

En Providencia, la vía más importante es la circunvalar, que rodea toda la isla. 

El primer lugar que debe visitarse, para ajustar el transporte y abastecerse, es el centro, conocido como Santa Isabel. 

Ahí están varios supermercados y la oficina de turismo. 

Por la misma vía hacia el suroeste, se llega a Old Town, la población de mayor antigüedad.

De ahí se sigue el camino hacia Fresh Water Bay (Aguadulce), donde hay cabañas para el hospedaje y una pequeña zona de restaurantes. 

Por el mismo camino, se accede a Bottom House (Casa Baja), caserío que da entrada Manchanel Bay (Manzanillo), las mejores playas de Providencia.

Este recorrido roba el aliento de los turistas amantes de la naturaleza. 

Empieza en el embarcadero junto a Santa Isabel y llega hasta la Cabeza de Morgan, Piedra tallada por el viento y el mar que semeja un rostro humano. 

Así se rodea la siempre verde Santa Catalina, separada de Providencia por un dique artificial construido por el pirata Morgan, para la defensa de los invasores.

Al salir de ahí se divisa Crab Cay con su embarcadero colorido que da la bienvenida al parque Natural Mac bean Lagoon. 

Al igual que el cayo de los Tres Hermanos, es un lugar excelente para el snorkeling por su diversidad de fauna. 

El recorido continúa en bote hasta Manzanillo donde se puede probar la gastronomía local. 

El resto del paseo consiste en disfrutar la vista y la brisa caribeña.

Lo más encantador de Providencia es toparse, a cada paso, con personas que sonríen a los viajeros desde la puerta de sus casas y con niños de piel de ébano y dientes de diamante que juguetean en el mar, donde gran parte de su vida tiene lugar.

Los isleños viven, principalmente del turismo y la pesca. 

El mar los provee de alimento, paisajes y actividades distracciones. 

Por su historia de colonización inglesa, holandesa y española, poseen tradiciones como tomar el té, hablar creole (una variación caribeña del inglés con raíces africanas) y el amor a la música.

Los habitantes de Providencia y Santa Catalina son alegres amantes de la música y la danza.

Aún conservan sus bailes típicos, entre los cuales se encuentran el vals, cuadril, scottische, mazurca y polca, aunque vibran aún más por ritmos como el reggae, la socca, el calypso y ritmos del interior de Colombia como el vallenato, la salsa y el merengue, entre otros.

Su cultura también se refleja en su arquitectura cuyo estilo permanece desde la colonia. 

Casas de madera caribeñas y coloridas ostentan tallas hechas a mano de peces y cangrejos que homenajean al mar. 

No hay altos o grandes estructuras de cemento. 

Un paraíso perfecto para descansar.

Santa Catalina

La Isla Santa Catalina, es una pequeña isla colombiana, ubicada en el mar Caribe o mar de las Antillas, que pertenece al departamento de San Andrés, Providencia y Santa Catalina y administrativamente al municipio de Providencia y Santa Catalina Islas . 

Se sitúa a unos 72 km al norte de San Andrés y a unos 240 km al este de Nicaragua, en las coordenadas 13°23′18″N 81°22′25″O.

Santa Catalina es una de tres islas principales del archipiélago, con aproximadamente 1 km² de extensión territorial y está separada de la cercana Isla de Providencia por un canal de 150 m de ancho llamado "Canal Aury". 

Con esta última conforma el municipio de Providencia y Santa Catalina.

Es relativamente quebrada y su altura máxima es de 133 m sobre el nivel del mar. 

El clima es bastante seco, con dos periodos de lluvias anuales; la temperatura en promedio es de unos 25 grados. 

En cuanto a la vegetación, predomina el bosque seco tropical cuyo componente más abundante es el cock-spur, seguido por el chaparro, el resbalamano y el olivo. 

Algunos árboles de mango, palmas, entre ellas la pactá (endémica de la zona), crecen en la pequeña isla.

Dada su cercanía con la más grande isla de Providencia todas sus actividades económicas y turísticas están vinculadas a esta.

Providencia y Santa Catalina

En el archipiélago de las Islas de Providencia y Santa Catalina, se hallan al occidente del Mar Caribe, a unos 240 kms. (150 millas) de las costas de Centro América, y a 80 kms. de la Isla de San Andrés. 

Juntas cubren un área aproximada de 22 Km2, y forman parte del Archipiélago colombiano que comprende la isla de San Andrés. 

Los idiomas oficiales el Español y el Inglés Caribeño, la moneda oficial es el peso colombiano. 

Estas dos pequeñas islas, de origen volcánico con montañas y colinas de hermosas formas y tamaños están cubiertas de bosque seco tropical, considerado como uno de los más conservados y representativos de todo el caribe. 

Los primeros asentamientos ocurrieron hacia 1.629 por puritanos ingleses pero cambiaron de manos frecuentemente durante los siguientes 200 años. 

Españoles, ingleses y holandeses se disputaron su posesión. 

También fueron ocupadas y asediadas por piratas sanguinarios, como Mansvelt, Morgan, Louis Aury, quien fué el responsable de el dragado del canal entre las dos islas, hoy en día unidas por el puente flotante : El Puente de los Enamorados. 

El pirata Henry Morgan, hizo de Santa Catalina su base durante sus años más activos de piratería y algunos de sus tesoros, se dice, están enterrados en sus montañas. 

Algunas ruinas de este agitado período permanecen en el Fuerte Warwick, donde se pueden encontrar varios cañones, bajo los palos de mango y la exuberante vegetación, de Santa Catalina. Las islas forman parte de la República de Colombia desde 1.822.

La comida nativa representa una parte muy importante de la cultura isleña y por supuesto, uno de los atractivos de visitar a la Vieja Providencia y Santa Catalina. 

El plato típico por excelencia es "el rondón", elaborado con pescado, caracol, yuca y dumplings cocinados en una exquisita salsa de leche de coco. 

También se puede disfrutar de platos a base de pescado, cangrejo, caracol y langosta, elaborados en los restaurantes ubicados en las principales playas y zonas turísticas. 

La bebida típica es ron de caña local conocido popularmente como "bushy"
Next
This is the most recent post.
Previous
Entrada antigua

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Arriba